Les deseo una feliz Navidad que en nuestras familias vivamos el amor y un excelente 2018 lleno de mejora personal y familiar.
Disfruten de sus vacaciones regresamos el lunes 8 de enero. ¡¡¡¡Un abrazo!!!!

Anuncios

Viviendo el verdadero sentido navideño…

  • Navidad eres tú, cuando decides nacer de nuevo cada día y dejar entrar a Dios en tu alma.
  • El pino de Navidad eres tú, cuando resistes vigoroso a los vientos y dificultades de la vida.
  • Los adornos de Navidad eres tú, cuando tus virtudes son colores que adornan tu vida.
  • La campana de Navidad eres tú, cuando llamas, congregas y buscas unir.
  • Eres también luz de Navidad, cuando iluminas con tu vida el camino de los demás con la bondad, la paciencia, alegría y la generosidad.
  • Los ángeles de Navidad eres tú, cuando cantas al mundo un mensaje de paz, de justicia y de amor.
  • La estrella de Navidad eres tú, cuando conduces a alguien al encuentro con el Señor.
  • Eres también los reyes Magos, cuando das lo mejor que tienes sin importar a quien.
  • La música de Navidad eres tú cuando conquistas la armonía dentro de ti.
  • El regalo de Navidad eres tú, cuando eres de verdad amigo y hermano de todo ser humano.
  • La tarjeta de Navidad eres tú, cuando la bondad está escrita en tus manos.
  • La felicitación de Navidad eres tú, cuando perdonas y restableces la paz, aun cuando sufras.
  • La cena de Navidad eres tú, cuando sacias de pan y de esperanza al pobre que está a tu lado.
  • Tú eres, sí, la noche de Navidad, cuando humilde y consciente, recibes en el silencio de la noche al Salvador del mundo sin ruidos ni grandes celebraciones; tú eres sonrisa de confianza y de ternura, en la paz interior de una Navidad perenne que establece el Reino dentro de ti.
  • Una muy Feliz Navidad para todos los que se parecen a la Navidad.

Papa Francisco

Cuatro estaciones…

Había una vez un hombre con cuatro hijos. El deseaba que sus hijos aprendieran a no juzgar las cosas a la ligera. Así que los envió a cada uno a una gran aventura, su objetivo: Ir en búsqueda de un árbol, el cual se encontraba lejos a una gran distancia.

El 1º hijo se fue en invierno.
El 2º hijo se fue en primavera.
El 3º hijo se fue en verano.
El 4º hijo se fue en otoño.

Cuando ellos regresaron, los mando a llamar y les preguntó que habían observado:
El 1º hijo comentó que el árbol era horrible, doblado y torcido.
El 2º hijo  comentó que el árbol estaba cubierto de un hermoso follaje y flores.
El 3º hijo estuvo en total desacuerdo. Él comentó que el árbol estaba lleno de brotes florales, que desprendían un aroma dulce, fresco y hermoso. El árbol era la cosa más hermosa que jamás había visto.
El 4º hijo se encontraba en total desacuerdo con los anteriores. Comentó que el árbol estaba cargado de frutos, tan lleno de vida y esplendor.
Entonces el hombre explicó a los cuatro, que todos tenían la razón porque cada uno de ellos había observado solamente una temporada en la vida de aquel árbol. Él les explicó que no se puede juzgar a nadie, solamente por una temporada de su vida.

La esencia de las cosas y de quienes somos, así como los placeres, alegrías y el amor proveniente de la vida, solo puede ser medida al final, cuando todas las etapas de su vida se han reunido. Si te das por vencido cuando es invierno, perderás las oportunidades de la primavera, la belleza del verano y las promesas del  otoño. No dejes que el dolor de una temporada destruya el gozo de las demás. Y no juzgues la vida por una época difícil. Mantente firme en las dificultades y mejores tiempos vendrán con plena seguridad.

Desconozco el nombre del autor

Mi vida…

Vida sólo tenemos una, vivámosla plenamente. Si cambiamos nuestros pensamientos y actitudes nuestra vida mejorará. Para lograrlo tenemos que hacer unos pequeños cambios como:

  • Oír por escuchar
  • Mirar por observar
  • Juzgar por comprender
  • Resentimiento por perdón
  • Envidia por gratitud
  • Enojo por reconciliación
  • Pesimismo por optimismo
  • Conflicto por paz
  • Hostilidad por amabilidad
  • Desanimo por esperanza
  • Egoísmo por entrega
  • Menosprecio por aprecio
  • Critica por elogios
  • Desinterés por atención y lucha
  • Abandono por presencia
  • Caras largas por sonrisas
  • Gritos por diálogo
  • Amenazas por ayuda
  • Quejas de lo que no tengo por valorar lo que tengo
  • Ver lo que me falta por ver lo conseguido

Y tú ¿Qué tendrías que cambiar? Empieza hoy y tu mañana será mejor.